Bierful, box de Junio 2017

 

Y al sexto día, el día pactado, llegó la caja especial de nuestros amigos de Bierful. Bierful es un club de suscripciones que luego de una encuesta cortita y efectiva, te envía un simpático paquete con cervezas artesanales especialmente seleccionadas según tus gustos cerveceros.

A mí por ejemplo, en esta entrega me llegaron 2 de cada animal de: Belgian Tripel de Postanak, IPA de Alegría y Golden de Pata Pila.

Aparte de éstas, en mi caja vinieron tres stickers del logo (ideal para clavarle a ese termo de mate lleno de stickers que tenés) y, algo que como cervecero doméstico me encantó, una bolsita de malta pálida junto con una explicación de cómo se utiliza y las virtudes de la misma. Anímense a probar el grano ¡sin vergüenza de mandarse unas a la boca! Una forma impecable de capacitar al consumidor en el increíble mundo de las maltas y la importancia de la materia prima del producto artesanal.

El servicio, un relojito. Te asocias, completas tu encuesta y dos días antes de la entrega pre-pactada, te llega un mail para confirmar la dirección y la franja horaria en la que estarás disponible para recibir el paquete. Luego de esperar comiéndote las uñas dos días, el protagonista llega a tu puerta sin problemas. Yo que particularmente no vivo en capital, sino bastante más lejos de CABA, quedé asombrado que mis cervezas llegaron sanas, salvas y a tiempo.

La caja está muy bien diseñada tanto desde lo gráfico como desde lo funcional. Consiste de una sola pieza de cartón que entre doblez y doblez genera separadores de botellas (para evitar el famoso clink del vidrio con vidrio) y un cierre útil con topes. En la cara frontal, el logrado logo del club, una escafandra de buzo que invita a que te sumerjas en los sabores y estilos que trae tu caja. ¡Pero eso no es todo! Escondidos detrás de un troquelado, intentando pasar desapercibidos, tenés dos posavasos hechos del cartón mismo de la caja. Me pareció haber leído en su página que esos posavasos jugarán un rol importante en el futuro como descuentos en bares y taprooms asociados. A eso llamo pensar en serio el packaging ¡Más que un producto, una experiencia!

Las 3 cervezas me gustaron mucho y dejaron la vara alta para la próxima caja. Pero, como dicen los dermatólogos, vamos al grano. Elegí describir a fondo la Belgian Tripel de Postanak.

Es tal cual lo que esperaba de una cerveza de abadía. Se alinea prolijamente al perfil clásico de éstas cervezas complejas. Es un ámbar líquido con una espuma fina y de corta retención. Aunque en este caso, su belleza no reside en lo visual sino que vamos a recurrir a otros sentidos para disfrutar a pleno esta creación.

Se huelen los ésteres frutados casi sin hacer el esfuerzo. Cuando sentís esa complejidad de distintos aromas invadiendo tu nariz, ya sabes que la cerveza te sorprenderá.

Tiene un sabor dulzón y frutado con una reminiscencia al champagne. Como dice su etiqueta, es una cerveza para aventureros y exploradores. La sensación en boca es un poco astringente, es decir te deja la boca seca y para nada grasosa, como pasa con otras birras. El aftertaste es muy persistente e intenso. Si ya te cansaste de los estilos que siempre andan dando vueltas por la cartelera de tu taproom habitual, no dudes. Esta creación de los amigos de Postanak (que significa Génesis en croata) es para vos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s